Servidores públicos de Venecia se graduaron para replicar un modelo de prevención del embarazo adolescente en el municipio

IMG 4246 opt

 

Durante seis meses, cada miércoles, 16 servidores públicos del municipio de Venecia, en el suroeste antioqueño, asistieron a una formación para convertirse en replicadores de un modelo de prevención del embarazo adolescente entre los habitantes.

Desde agosto, y gracias al patrocinio de la Fundación MUV (Fundación para la Educación y la Cultura), los funcionarios recibieron lecciones de parte de nuestros formadores sobre sexualidad responsable, formas de anticoncepción, enfermedades de transmisión sexual y estrategias de difusión de esta información entre diferentes públicos.

Los asistentes terminaron muy bien empoderados y, de hecho, realizaron prácticas de lo aprendido entre diferentes sectores.

Manuela Franco, trabajadora social del municipio, y su equipo, eligieron a dos públicos: estudiantes de la Institución Educativa Uribe Gaviria (rural) y víctimas del conflicto armado. Con ellos trabajaron mitos sobre sexualidad y diferencias entre sexualidad y genitalidad.

En un diagnóstico rápido participativo encontraron que los asistentes tienen un gran interés de hablar sobre enfermedades de transmisión sexual, métodos de planificación familiar, autoestima en los adolescentes y herramientas para que los padres hablen sobre estos temas con sus hijos.   

Jhénifer Herrera, comisaria del municipio, y su equipo de trabajo, también realizaron talleres. Seleccionaron a adolescentes del sexo masculino en zona rural para replicar el modelo, en el que abordaron temas como la responsabilidad de los hombres en el embarazo adolescente y conceptos básicos de sexualidad y prevención.

María Dolores Velásquez, conciliadora de Venecia, y su grupo de trabajo, también hicieron intervención en la Institución Educativa Uribe Gaviria (rural), en la que afrontaron con 17 jóvenes temas como los derechos y deberes sexuales y reproductivos. Entre ellos aún persisten mitos, como que las mujeres vírgenes siempre sangran en su primera relación sexual.

De igual forma, el grupo de Flor Marina Torres, encargada de los asuntos de Salud Pública de Venecia, trabajó con padres de adolescentes de la vereda Palenque (una población minera, flotante y sumamente activa en las actividades sociales). Mediante el uso de los sentidos para captar olores, sabores y sonidos (que los remitían al cuidado de sus hijos cuando nacieron), consiguieron ser conscientes sobre la necesidad de estrechar lazos con ellos para discutir en confianza temas de sexualidad.

El grupo logró graduarse con éxito de este proceso de formación y, movidos por las lecciones que aprendieron, pidieron una continuación del mismo en el que se profundice sobre otros temas. Algunos grupos también se mostraron dispuestos a continuar los talleres con sus poblaciones el próximo.

De acuerdo con Mónica Sandoval, directora ejecutiva de la Fundación Bien Humano, cuando un proceso de formación sirve para expandir conocimiento y llegar a nuevos públicos, entonces puede considerarse exitoso, en la medida de que hay un interés explícito de continuar replicando información para la prevención del embarazo adolescente en Venecia.

Si bien el proceso lo iniciaron 25 servidores públicos, el paro de maestros y las obligaciones de enfermeras para el sistema de salud del municipio les impidieron continuar. 

 

 

Fundación Bien Humano
Cra. 49 N°. 50-30, edificio Lucrecio Vélez, of. 701.
Medellín, Colombia.
Tel: (57) (4) 512 87 97 – (57) (4) 512 87 98
E-mail: fundacion@bienhumano.org
www.bienhumano.org

Fundación Bien Humano - Todos los derechos reservados © 2013 - Diseño y programación Interservicios s.a.s


Política de uso de datos personales

 

Ir a webmail