El embarazo adolescente no es solo asunto de las "niñas"

 

embarazo-adolescente

 La alternativa que el candidato a la presidencia de la República por el Centro Democrático, Iván Duque, propone al embarazo adolescente es contraria a lo que nuestra experiencia de más de 10 años en la lucha contra la problemática ha mostrado*.

El jueves pasado, durante uno de los debates televisivos en los que participan los líderes, Duque dijo, en un inicio, algo con lo que estamos de acuerdo: “Familia y colegio tienen que trabajar de la mano para dar una formación sexual y reproductiva donde haya un sentido de responsabilidad”.

Sin embargo, el candidato remató con una idea que consideramos muy lejana a las soluciones reales para combatir el embarazo adolescente: “hay que ofrecerles a esas niñas, desde edad temprana, oportunidades de empleo, oportunidades de emprendimiento, oportunidades de destrezas. Eso también ayuda a generar una cultura de responsabilidad y prevención para que el tiempo ocioso no las afecte”.

Primero, con su respuesta, Duque está asumiendo que el asunto es de “niñas”, ignorando completamente a los papás adolescentes. Atribuir el embarazo adolescente como un problema exclusivo de mujeres es una visión demasiado cerrada y significa excluir a los hombres, limitar sus posibilidades de participar en soluciones y contribuir a que ellos se desentiendan de su responsabilidad.

El problema es tal, que ni siquiera llevamos las estadísticas de cuántos padres adolescentes hay Colombia (mientras sí las hay de las madres) y, en ocasiones, las familias de las niñas que enfrentan el embarazo piden encargarse de todo y que el muchacho se “desentienda”.

Lo anterior sucede, pese a que existe una responsabilidad económica paterna del adolescente con ese hijo, pero también un derecho y un deber de participar, tanto como la madre, en la crianza del bebé.

Partimos entonces de una premisa: el problema de un hijo en la adolescencia implica tanto a la madre como al padre adolescente. No obstante, en Colombia, la mayoría de las veces es la madre la que queda asumiendo las responsabilidades frente al hijo. Por eso, justamente, políticos como Duque centran sus propuestas solo en las madres.

Ahora bien, frente a la propuesta que plantea Duque de dar opciones de empleo desde temprana edad a las adolescentes “para que el tiempo ocioso no las afecte”, tenemos reparos.

Más bien, es fundamental ofrecer  a madres y padres adolescentes opciones estudio, acompañamiento para la maternidad y paternidad y procesos de prevención de embarazo subsecuente. En estos procesos, además, es importante vincular otros miembros de las familias, porque el hijo de un/una adolescente cambia completamente las dinámicas familiares.

Las oportunidades laborales  para los padres adolescentes deben estar si éstos han terminado sus estudios, u ofrecerse de forma simultánea a procesos educativos.

*La Fundación Bien Humano tiene más de una década promoviendo en los jóvenes decisiones inteligentes sobre su paternidad y maternidad, atadas al proyecto de vida personal y familiar, y promoviendo la implementación de estrategias protectores desde las familias, escuelas y comunidades.

En la actualidad, Bien Humano adelanta proyectos de prevención del embarazo adolescente: Con la Fundación Bolívar Davivienda en tres municipios de Putumayo (Orito, Puerto Caicedo y Villagarzón), con Mineros S.A. en el Bajo Cauca Antioqueño y con la Fundación MUV en Venecia, Antioquia.

Por Mónica Sandoval Arango, directora de la Fundación Bien Humano

 

 

 

 

 

 

 

 

Fundación Bien Humano
Cra. 49 N°. 50-30, edificio Lucrecio Vélez, of. 701.
Medellín, Colombia.
Tel: (57) (4) 512 87 97 – (57) (4) 512 87 98
E-mail: fundacion@bienhumano.org
www.bienhumano.org

Fundación Bien Humano - Todos los derechos reservados © 2013 - Diseño y programación Interservicios s.a.s


Política de uso de datos personales

 

Ir a webmail