Sigue el embarazo adolescente, pero hay esperanza

embarazo adolescente 080517

La tasa de embarazos adolescentes sigue siendo uno de los principales obstáculos a nivel nacional para que las mujeres del país puedan superar los contextos de pobreza y desigualdad. Las cifras de menores de edad embarazadas siguen siendo angustiosas, pero en la capital del país, gracias al trabajo de las últimas administraciones, hay motivos para creer que esta es una lucha que puede ganarse.

Según cifras reveladas hace un par de semanas por la Secretaría de Salud de Bogotá, el año pasado se registraron 233 partos de niñas, es decir, que cada 36 horas una niña fue mamá. Aunque esto es una mejoría con respecto al 2015, cuando la tasa era de una niña dando a luz cada 24 horas, sigue siendo muy elevada, especialmente cuando se tienen en cuenta los factores socioeconómicos que hay detrás de esos números.

El primero es la correlación directa de los embarazos a temprana edad con el abuso sexual. Según las estadísticas de 2016, en 11 casos el padre fue otro menor de 14 años, en 147 fue alguien entre los 15 y los 19 años, y 75 fueron hombres entre los 20 y los 60 años. Estamos de acuerdo en lo que sugirieron funcionarios del Distrito: tenemos que empezar a preguntarnos por cuáles son las dinámicas que permiten ese tipo de relaciones y cómo intervenimos en ellas.

Lo otro es que una menor de edad que se embaraza es mucho más probable que abandone sus estudios y quede atrapada en contextos de pobreza. En síntesis, esto le coarta cualquier posibilidad de desarrollar un plan de vida distinto a criar a sus hijos, lo que aumenta la desigualdad de género en el país.

Un último factor no menos relevante es la maternidad como respuesta a contextos violentos. Como contó Paula Sierra, asesora de la Secretaría de Integración Social, “muchas de las menores que hemos atendido en la Secretaría nos cuentan que se embarazan porque en sus barrios ser madre es sinónimo de protección. A las mujeres que ven con hijos las cuidan y las respetan más”.

El problema no es menor, pero los datos proponen motivos para tener esperanza. En los últimos seis años, 2.892 niñas en Bogotá tuvieron su primer hijo antes de cumplir 14 años, siendo el 2010 el peor, con 515 casos. Sin embargo, comparando año tras año, el índice de embarazo de niñas en la ciudad se ha reducido en un 58 %.

Hay casos particularmente llamativos, como La Candelaria, localidad que en 2013 alcanzó una tasa de 29 % de embarazos de menores de 14 años por cada 100.000 habitantes y el año pasado logró que el indicador cayera a cero. Según el alcalde local, Manuel Calderón, la clave fue la atención psicosocial para prevenir embarazos. “Atendimos a 400 estudiantes que, por su condición socioeconómica y por el entorno que las rodeaba, estaban expuestas a tener un bebé. También fueron de mucha ayuda las campañas de sensibilización que hizo la red hospitalaria del sur de Bogotá, donde trabajaron en métodos de prevención con los niños”, le dijo a El Espectador.

Como ese caso, ya conocemos muchas estrategias que funcionan: cuando se educa en métodos anticonceptivos y, en general, cuando el tema de la sexualidad no es tabú en los hogares ni en los colegios, disminuyen las tasas. Más y mejor cubrimiento de las escuelas, planes que brinden oportunidades a las niñas y les demuestren que pueden construir su propio proyecto de vida, así como mejorar la seguridad en zonas violentas, son medidas claves para evitar que más niñas arranquen la maternidad antes de tiempo. En estas épocas de oscurantismo renovado, es de celebrar que, por lo menos en la capital, la administración, siguiendo los pasos de las anteriores, está comprometida con este propósito. Se vale soñar con ver las cifras reducirse cada vez más.

Editorial del periódico El Espectador.

 

Mayo de 2017

Fundación Bien Humano
Cra. 49 N°. 50-30, edificio Lucrecio Vélez, of. 701.
Medellín, Colombia.
Tel: (57) (4) 512 87 97 – (57) (4) 512 87 98
E-mail: fundacion@bienhumano.org
www.bienhumano.org

Fundación Bien Humano - Todos los derechos reservados © 2013 - Diseño y programación Interservicios s.a.s


Política de uso de datos personales

 

Ir a webmail